¿Acabas de comprar un sofá y quieres que se vea siempre perfecto? He aquí 5 factores importantes que hay que tener en cuenta a la hora de cuidar nuestro sofá. Son sencillos consejos que, si ponemos en práctica, alargarán la vida de nuestro nuevo sofá. ¿List@ para conocerlos?

Antes de nada, te aconsejamos que te asegures de colocar tu sofá en un suelo liso y nivelado. Cualquier desnivel por pequeño que sea, o al apoyar una de las patas en la alfombra, pueden tener consecuencias indeseadas que afectan a la vida útil de este elemento de tu mobiliario.

Además, tendrás que tener en cuenta los 10 tips siguientes:

1. CUIDADO CON LAS PATAS

Si las patas de tu nuevo sofá son metálicas, deberían llevar una almohadilla de plástico a modo de protector para el suelo. Si, por el contrario, tiene las patas de madera y lo vas a emplazar en un suelo delicado, colócalo con cuidado y añádele una almohadilla de fieltro o plástico para proteger la superficie.

 

2. A LA HORA DE LIMPIAR

Para prevenir daños en las patas o elementos laterales del sofá, nunca lo empujes ni tires de él cuando lo recoloques o lo muevas para limpiar la habitación. Mejor levantarlo, siempre. En el caso de varios módulos encajados, levanta y desplaza cada elemento por separado. Una vez reubicado, alinea las costuras y mulle los cojines para que vuelva a quedar perfecto.

3. CADA COSA EN SU LUGAR

Sabemos que, a veces, es tentador… pero no debes sentarte sobre los brazos, puesto que han sido diseñados para reposar los brazos y nada más que eso. El peso que soportan está limitado. Si los utilizas mal, se pueden desfigurar.

4. PILLING

Unas pequeñas bolitas de tejido pueden aparecer inicialmente, en el caso de tejidos suaves o mezcla de fibras. Esto está generalmente causado por el roce con la ropa. Estas bolitas en producto tapizado es una característica común y no un defecto del material. Te recomendamos utilizar una rasuradora específica de bolitas para este tipo de problemas.

5. LUZ Y COLOR

La luz directa y brillante o iluminación cercana de lámparas alógenas aceleran la decoloración de la piel y/o el tejido. Los colores oscuros o suntuosos pueden decolorarse levemente bajo la influencia de la luz muy directa. Ten cuidado con esto.

Los colores claros, sin embargo, son menos susceptibles de sufrir variaciones.

¡Y esto es todo lo que necesitas saber para mantener tu nuevo sofá como recién comprado! Y si estás en búsqueda de uno nuevo que haga las delicias de quiénes te visiten, puedes explorar nuestra colección única de sofás de diseño. ¡Te encantarán todo! ¡Prometido!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *