sofá de piel

Tanto un sofá de piel como uno de tela son buenas opciones, pero debes tener en cuenta el uso que le vas a dar al sofá y qué personas van a utilizarlo. Vamos a analizar las ventajas en inconvenientes de un sofá de piel.

Más allá de la estética y de los gustos personales, debemos pensar en el uso que vamos a dar al sofá y en las personas que van a utilizarlo. Un sofá de piel es espectacular, se pueden crear ambientes únicos y exclusivos con él, pero como todo, tiene sus ventajas e inconvenientes. En Divani Star, disponemos de una gran selección de sofás de piel, elige el que mejor se adapte a tus necesidades. Seguro que después de conocer los pros y los contras, te resultará más fácil la elección.

sofá de piel

Ventajas de un sofá de piel

Una de las principales ventajas de los sofás de piel es su facilidad de limpieza y mantenimiento. Solo es necesario limpiarle el polvo diariamente. Las manchas se eliminan fácilmente pasando un paño ligeramente húmedo, ya que las manchas no quedan incrustadas como en un tejido de tela. Si el sofá tiene manchas resistentes, recomendamos utilizar Leather Soft Cleaner, un limpiador específico para piel. Además, los sofás de piel son perfectos para personas sensibles al polvo, ya que éste no penetra en el sofá y es fácil de limpiar.

Debido a su fácil limpieza y mantenimiento, puedes elegir un sofá blanco, que son elegantes y aportarán luz y amplitud al espacio.

Otra gran ventaja de la piel, es su resistencia al paso del tiempo. Éste tipo de sofás duraran más años que los sofás tapizados, ya el desgaste es bastante inferior.

En cuanto a la decoración, se adaptan a todos los estilos, tanto a los salones más modernos como a los más clásicos. Aporta un toque muy especial al espacio donde es colocado. Un sofá de piel da carácter y personalidad al salón y es compatible con cualquier estilo.

sofá y sillones de piel

Inconvenientes de la piel

El mayor inconveniente sin duda, es su precio que suele ser más elevado que un sofá tapizado. A más calidad, más caro será el precio, pero a la larga siempre compensa.

La piel necesita más cuidados que la tela para mantenerse en perfecto estado. Por este motivo es recomendable, aplicar cremas específicas cada cierto tiempo, para hidratar la piel y mantenerla en perfecto estado. De esta manera, evitarás que se agriete o envejezca antes de tiempo.

Los sofás de piel son fríos en invierno y calurosos en verano, pero cuanto mayor sea la calidad de la piel, éstos inconvenientes se reducen.

sofá

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *