Descubrir una mancha en tu nuevo sofá puede ser un verdadero dolor de cabeza, pero… ¡no te preocupes! Te contamos cómo acabar con las manchas de tu sofá de la manera más rápida posible. Eso sí, las características de su tapizado serán fundamentales a la hora de hacerlo, ya que todos los tejidos no absorben ni se comportan igual frente a las temidas manchas.

LA PRIORIDAD, ACTUAR CUENTA ANTES

Además, antes de usar cualquier producto específico de limpieza de tejidos, lo ideal será eliminar al máximo la mancha si es líquida (si es líquida, con ayuda de un paño mojado y, si es sólida, pasando un cepillo o aspiradora). Ten en cuenta que no es recomendable utilizar productos de limpieza abrasivos, y siempre deberás tener en cuenta las normas de limpieza especiales para cada tapicería.

PRUEBA, ERROR

¿Y cómo saber si la eliminación de la mancha será efectiva? Probando.
Haz la prueba en una prueba en una parte oculta o poco visible de la tela, así podrás comprobar si estás realizando la limpieza de la manera correcta.

¿Y cómo hacerlo?
En DVN STAR, como fabricantes expertos, indicamos cuatro métodos de limpieza posibles. Para efectuar uno u otro, solo tienes que revisar previamente la tabla que te mostramos a continuación:

Método A: Empapa una esponja con una solución líquida, mezcla 5% jabón neutro y agua fría. Efectúa pequeños toques sobre la mancha y retira el producto aplicado con ayuda de un paño seco (Evita frotar o rascar para no rasgar el tejido). Puedes repetir la operación si fuera necesario, evitando empapar el tejido. Al final de la operación de limpieza y después de haber secado bien la zona tratada, espolvorea polvos de talco en la zona humedecida. Deja secar y aspira con una aspiradora provista de un cepillo suave.

Método B: Prepara una mezcla con 1/3 de agua, 1/3 de vinagre blanco y 1/3 de alcohol de 90º. Empapa una esponja y procede según el método A. Antes de dejar secar, aplica el método A al completo (con jabón neutro).

Método C: Prepara una mezcla con amoniaco y agua al 30/70%. Empapa una esponja y procede según el método A con esta solución. Antes de dejar secar, aplica el método A al completo (con jabón neutro).

Método D: Empapa un trapo limpio con alcohol o disolvente con cloro. Da toques sobre la mancha sin frotar. Aplica el método A, con jabón neutro, para terminar la limpieza.

¡Y ya tienes todas las claves para eliminar las manchas de tu sofá! Si te surge cualquier duda, ¡contáctanos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *