¿Cuándo cambiar de sofá?

Si estás inmerso en una mudanza, has comprado una nueva casa o ya llevas un tiempo viviendo en tu nidito de amor, seguro que te parece interesante responder a la siguiente pregunta: ¿Cuándo cambiar de sofá? En este post, podrás averiguarlo conociendo tres sencillos tips, ¡adelante, estás en tu casa!

Pero antes de comenzar, una breve reflexión: ¿cada cuánto tiempo cambias de ropa? ¿Y de móvil? Es obvio que un sofá es un elemento del mobiliario que dura mucho más que alguno de los artículos mencionados anteriormente pero, si lo piensas, tu sofá es parte imprescindible de tu vida. Está en tu día a día y lo utilizas en infinidad de momentos…¿parece coherente prestarle atención a su estado, verdad?

¡Estos son los tres tips que despejarán todas tus dudas a la hora de renovarlo!

TIP UNO: Se hunde al sentarte.

Parece algo muy perceptible, pero lo cierto es que a veces no somos conscientes de lo hundido que está nuestro sofá hasta que no comparamos la sentada con uno con la firmeza adecuada. Con el uso, los cojines de los sofás pierden la firmeza que tenían cuando eran nuevo (también es verdad, que el desgaste dependerá mucho de la calidad de los materiales con los que esté fabricado; siendo éste un aspecto clave para su vida útil).

Si no te encuentras verdaderamente cómodo en tu sofá, tienes que poner un cojín debajo para aumentar su firmeza cada vez que te sientas o te cuesta la misma vida levantarte, no hay duda: es el momento de que pase a mejor vida.

TIP DOS: Su tapizado ya no da más de sí.

Y si, sabemos que es muy difícil mantener un sofá impoluto como cuando acabas de comprarlo; pero llega un momento en el que su desgaste hace que no sea estético. Tu casa merece un sofá bonito que hable por tí. Así que, si este punto se une con el primer tip, no hay duda de que debes cambiar de sofá cuanto antes.

TIP TRES: Su estructura ya no es robusta.

¿Y cómo lo sabrás? Muy fácil: cualquier sonido al sentarte que provenga de la estructura denotará que ya no está en perfecto estado para que descanses en él como mereces. Cuando la estructura ya está muy dañada, incluso puede moverse con pequeños balanceos cuando te sientes.

¡Y estos son los tres tips que debes conocer para saber cuándo cambiar de sofá!

Por supuesto, te animamos a explorar nuestra colección. En ella, encontrarás opciones de sillones, chaislongues y sofás con una calidad y diseño exquisitos, ¿lo compruebas?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *